Pla en Teatro y una novela prohibida.

En esta parafernalia de noticias marketing y globos para inflamar cabezas huecas, encuentro en el curso de la mañana dos noticias interesantes y distintas, pero que al menos tiene lógica que aparezcan bajo el apartado de “cultura” en los periódicos.

La primera que se está representando una obra teatral en Barcelona basada en El Cuaderno Gris de Josep Pla. Es un montaje que ha llevado a cabo Joan Ollé  y esto me sirve para pensar en la ironía de que con los años a este catalán ninguneado por los oficialísimos detentadores de la Verdad se le considere –a buenas horas se enteran- lo que era: un extraordinario revelador de la realidad cotidiana.

Por otro lado leo acerca de Salwa Al Neimi  que acaba de publicar en España su novela El Sabor de la Miel, un libro prohibido en varios países islámicos porque tiene la “desvergüenza” de hablar de sexo sin preocuparse de lo que dirán los fundamentalistas. La escritora vive en París y parece- por lo que dice en la entrevista en El Periódico.com– que tiene muy clara la función de la literatura como instrumento para derribar barreras, tanto sociales como culturales.

 

Son noticias que salvan esta mañana de sábado en la que lo que parece importante es que un presunto cantante se ha ido al otro barrio por un exceso de pastillaje.

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Dando el Espectáculo

Una respuesta a “Pla en Teatro y una novela prohibida.

  1. De Pla opino exactamente lo mismo que tú, y uno que lleva su propio diario, aunque no sea un cuaderno ni sea gris, quizá sea bastante más gris, cada día que pasa, piensa que la literatura tiene más que ver con los microscopios y con las hormigas que con otras cosas que se parecen más a los fuegos artificiales.
    Lo mismo estoy equivocado.
    Respecto de la autora que vive en París lo desconozco todo, pero por lo que dices también tiene claro qué es la literatura y para qué puede servir.