Resurgir. Margaret Atwood.

resurgir

Acabo de terminar el libro Resurgir, de Margaret Atwood. Ahora si fuera pedante diría eso de “la conocidísima escritora ganadora en el 2008 del Premio Príncipe de Asturias”, como no lo soy, diré que ni había leído a la autora antes ni tenía noticia de ella.

El libro lo compré de casualidad porque me llamó la atención su titulo y al hojearlo me dio la impresión de que me podría gustar. Así de sencillo.

Parece, por lo que leo a posteriori, que esta escritora es conocida como feminista, vanguardista y rompedora de cliches, y que además está reconocida con los premios más prestigiosos.

 

Ni idea, pero su libro es excelente. O eso me ha parecido a mí. El libro plantea una trama muy sencilla; una artista viaja hasta un lugar perdido, su antigua casa, con su pareja y unos amigos, para ver si encuentra a su padre, que ha desaparecido.

 

 

 

 

 

Y a partir de ahí, encuentra no a su padre naturalmente, que ha muerto, sino su propio lugar en el mundo.  Su forma de estar, su forma de ser de verdad. Es una crítica a todos los valores que en los años setenta ya estaban proliferando de deshumanización, artificiosidad, mentiras y manipulaciones. En este sentido se ha quedado un poquitín anacrónico, porque participa aún de todas las teorías naturalistas-idealistas-hippies, que con absoluta ingenuidad querían cambiar el mundo a partir del cambio de uno mismo; luego se ha demostrado que a quienes quieren hacer eso les pasan por encima las excavadoras del practicismo. Incluso a los propios idealistas les ha terminado por parecer bien la excusa del “no se puede hacer gran cosa” y han terminado por ser los burguesitos de hoy; eso sí añorando mucho la “hierba” que fumaban en las reuniones tan idealistas, tan ingenuas y tan pedantes, dicho sea con perdón.

Pero yo no iba a hacer la crítica de una ideología que me gustaba y me gusta aunque se demostrara inútil, sino a decir que éste libro con un lenguaje y un estilo personalista, digresivo pero no lento, intimista pero no sensiblero, es un viaje al ser interior, y también un descubrimiento del lugar que se ocupa, y en concreto desde la feminidad; es decir, es un resurgir de la persona como mujer y como individuo capaz de ser libre. Y esto sí que me parece que aporta una nueva manera de ver.

 

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Resurgir. Margaret Atwood.

Archivado bajo Literarismos

Los comentarios están cerrados.