Jorge Ibargüengoitia: La Humorada.

Acabo de terminar de leer a Jorge Ibarguengoitia, escritor mexicano muerto hace un par de años en un accidente de aviación, del que no había leído absolutamente nada. A riesgo de que me salgan comentaristas como la de ayer, a quien no aprobé el comentario, porque entendió con los pies un artículo que yo escribí con la cabeza sobre Borges, -aparte, claro, de poner un email falso demostrando así su cobardía- y porque para insultos se puede uno ir a un escupidero pero no venir aquí, a riesgo de que ese tipo de comentaristas me inunden el blog ofendidísimos en su mexicanía, nacionalismo furibundo y honor patrio, diré que el libro Revolución en el Jardín, me ha agradado pero no me ha terminado de convencer.

Pasa el autor por ser un ejemplo de escritor irónico, develador de la realidad, y fustigador de males que la acechan. Pero me encuentro con el problema de que la mayoría de sus ironías atienden a un localismo tan excesivo que se pierden en lo particular.

Es cierto que Ibarguengoitia escribe bien, es cierto que es ameno, es cierto que muchos de los temas que narra pueden ser asumidos, pero, caramba, hay un tufo local, una especie de vuelta la burra al trigo con el tema mexicano, algo muy parecido a lo que le pasa a Carlos Fuentes que lleva años monotematizando, que termina por cansar. Como lectora tengo la sensación mientras lo leo de que el autor no escribe para mí, sino para una serie de cómplices que saben “de lo que habla Ibarguengoitia”, y eso, qué quieren que les diga a mí me parece poco deseable en un escritor. O al menos poco recomendable, porque miren, si no se consigue que una generalidad se sienta cómplice de lo que uno escribe, sienta que le atañe lo que el autor expresa, se cae en el regionalismo, en el localismo, en la peculiaridad temática, que sí, que puede estar muy bien, pero que a muchos al cabo de cien páginas nos cansa.

El humor, como tantas otras cosas, o es universal (Buster Keaton, Chaplin) o termina por ser un deje compartible solo por los colegas y compinches de humorada.

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Literarismos

Una respuesta a “Jorge Ibargüengoitia: La Humorada.

  1. Misael Barrientos

    Deberias tratar con alguna novela, lo que leiste es una recopilación de articulos que el escribia para un periódico mexicano. Tienes razon en que puede ser localista, y en mi opinion tan indispensable como Octavio Paz para entender o tratar de entender a los mexicanos a traves de la literatura, pero tiene elementos mucho mas importantes que esos, sobre todo su literatura, que yo creo una vez los reconoces, sus articulos te parecen mas interesantes no solo por su contenido sino por la informacion que te dan acerca de un autor.
    Y no estoy de acuerdo con respecto a que su humor es malo, para empezar no lo considero un humorista, no que tenga algo malo de eso, pero su literatura ni sus articulos están hecho para hacer reir, te recomiendo que les Las Muertas o alguna otra novela, o tal vez el libro de cuentos La Ley de Herodes.

    Igual, hay que esforzarse algo para entender a los autores, siempre estan llenos de regionalismos, lo que pasa que es más común que los latinoamericanos en cierto sentido estemos “obligados” a conocer y entender de antemano a los europeos que los europeos a los latinoamericanos, de hecho Ibarguengoitia habla algo acerca del tema en una conferencia, respecto a que muchos autores latinoamericanos escribian literatura para europeos y como europeos y que cuando alguien lo hacia honestamente retratando su realidad, tal vez como el, muchos lo tachaban de mala literatura.