Carlos Fuentes y la ideología.

Aunque en Alenarte Revista hay un articulo mío sobre el libro de Fuentes, la voluntad y la fortuna, quería yo aquí reseñar un poco más digamos personalizadamente una cierta decepción que me ha causado su lectura.

Por mejor decir la cesación en su lectura. Es decir, que restándome unas doscientas páginas he cerrado el libro y he decidido no terminarlo.

 

 

 

 

 

 

Vamos a ver cómo lo digo, o me interesa un libro a lo largo de la mayoría de sus páginas o me termina aburriendo. Un libro – el que sea- puede estar bien construido, y éste lo está, puede tener una estructura original, y éste la tiene, porque el punto de vista es el de alguien que ya está por encima del relato, ya que está muerto, puede inter relacionar personajes de modo que apetezca saber en qué para el asunto, y éste lo consigue, pero miren ustedes, cuando me empiezan con discursos a través de los personajes sobre la “realidad socio político estratégica” y me tengo que tragar el inevitable ” no somos como éramos, la culpa es del capitalismo, las estructuras del poder tal y cual”…pues me aburro, qué le voy a hacer. Empiezo a pensar que “más de lo mismo”, que el autor aprovecha para contarme ideología cuando yo estaba leyendo una novela, que las digresiones no pegan ni con cola, y me termina por desinteresar completamente lo que el malísimo de la novela le haga al buenísimo de la novela. No sé si me explico.

Carlos Fuentes, en este libro es reiterativo hasta la extenuación con el tema de México y la corrupción política, que él sitúa como un cáncer moral, y que probablemente sea cierta, pero para contar eso, que escriba un ensayo y no me quiera vender seiscientas páginas presuntamente de otra cosa que, al final, se diluye porque el autor de lo que quería hablar de verdad es de ideología.

 

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Literarismos

2 Respuestas a “Carlos Fuentes y la ideología.

  1. Gracias por avisar. Por si acaso, un suponer, se me hubiera ocurrido acercarme a este escritor, que siempre me pareció un pesado de aquí te espero.

  2. marina

    Un saludo para ti Alena, no puedo hacer ningun comentario, no conozco éste escritor.