Cemento.

Como con una de las redactoras fijas de Alenarte.

No nos conocíamos y, aprovechando su viaje a Madrid, compartimos mantel y charla.

La confianza se establece desde el inicio y hablamos de diversos proyectos que me andan rondando la cabeza. La conversación deriva hacia la parte “oficial” de la Cultura; le digo que me causa cierta grima. Viene a cuento de proyectos que aún están por definir, pero le hago constar y coincidimos, que no me gustaría nada formar parte de eso que se llama “estar en el ajo de lo que se cuece culturalmente”. Le digo que a mí eso no me divierte, luego me sonrío; ¿cómo se puede ir por el mundo con una Revista sin publicidad, sin avales, sin protecciones y sin dinero?…evidentemente con muchísima fe en lo que se hace, pero principalmente con muchas ganas de divertirse y ninguna de pertenecer al “stablishment”

Me dice algo así como que le gusta mi “osadía”… sí, me temo que eso siempre lo fui, le digo que siempre me he tirado a la piscina sin mirar si hay agua debajo y se ríe; “bueno, aún no te has topado con cemento”, contesta…

Pues no…aunque haberlo haylo, le digo.

Cemento  y armado hasta los metafóricos dientes…

 

Anuncios

Comentarios desactivados en Cemento.

Archivado bajo Literarismos

Los comentarios están cerrados.