En Mangas de Camisa

Ha subido tanto la temperatura que nos hemos desnudado todos.

Entiéndame; que no digo yo que salgamos a la calle como dios nos trajo al mundo, pero que las chaquetas, los jerséis, las rebequitas, han pasado a ocupar sitio en el perchero y nosotros andamos en mangas de camisa.

Y a propósito de mangas de camisa, por asociación se me ha ocurrido pensar que nuestro carácter también podría definirse así; ¿ se han fijado en que hay gente que nunca, pero nunca va “en mangas de camisa”?… Qué va, siempre andan vestidos de etiqueta, eso o embuchados en diversos atalajes, y de resultas nunca se les termina de ver bien, porque claro, tanta ropa les oculta el rostro, los gestos… iba a decir las acciones, pero no; esas son las únicas que siempre resaltan de los embozados. Y claro, además luego es complicadísimo que alguna vez se queden como digo, porque tienen que desprenderse de una cantidad de capas (digo, de ropa) que pierden un tiempo lastimoso hasta que aparecen tal cual. Y para entonces, a nosotros, lo mismo ya no nos interesa el aspecto, o nos hemos cansado de verlos irse quitando chaqueta, sudadera, jersey, hasta llegar a la célebre camisa sencilla, vulgar y corriente. Eso, contando con que cuando aparezca por fin en todo su esplendor la prenda no veamos ( aunque ya lo íbamos sospechando por su resistencia a enseñarla) que la tal está sudada y manchada de artísticos lamparones.

Quizá de ahí tanta resistencia a marchar por la vida solo con la camisa.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en En Mangas de Camisa

Archivado bajo Filosofismos y Silogerias

Los comentarios están cerrados.