La táctica del avestruz

 

A la vista de los datos, y salvo en algunos municipios de Navarra, parece ser que Izquierda Unida en Euskadi se va a encargar de que ANV siga gobernando en los municipios donde gobierna. Ayer en Mondragón, hoy en Hernáni, y mañana en los siguientes.

Llamazares dice que los ediles de Mondragón de EB van a ser expulsados del partido, cosa que puede estar bien, pero este no es el verdadero problema. A estos ediles expulsados les vendrá de perlas para ingresar en ANV directamente y presentarse por esta formación en las próximas elecciones.

Decía que éste no es el problema.

Veamos, por una parte, los ediles que gobiernan de ANV han sido elegidos por las urnas. Por otra parte, los ediles de ANV elegidos por las urnas no van a condenar los atentados de ETA. Esto querría decir, simplemente que aquellos ciudadanos que han votado ANV están encantados con que la violencia no se condene. Y por otro lado EB parece con su abstención estar muy contenta de que no prosperen mociones contra quienes no condenan la violencia.

En el entorno de ETA, cuando este tema se plantea, se dice que el asunto no es condenar la violencia sino “ir a las raíces del conflicto”. Pero cuando mataron a Lasa y Zabala no fueron a las “raíces del conflicto” sino que montaron una escandalera de manifestaciones en toda Euskadi. O sea, que las raíces del conflicto solo hay que considerarlas cuando matan a ciudadanos que se oponen a ETA.

Siempre defenderé que un país tiene derecho a expresar en las urnas qué quiere ser, es decir, siempre defenderé que Euskadi tiene derecho a tener un referéndum para decidir si quiere ser independiente y soberano o seguir perteneciendo a España. Y siempre defenderé que las constituciones no son eternas, sino reformables y mejorables.

Pero dicho esto, a Euskadi la están sembrando un muro de silencio, de miradas a otro lado, de terror a decir algo en contra del mundo abertzale, que se asemeja mucho a la Alemania Nazi, donde también Hitler llegó al poder a través de las urnas. Y donde también contó con la miseria moral de otros partidos políticos que, con su avestrucismo consintieron por ejemplo la noche de los cristales rotos, y los campos de concentración.

La “táctica” de EB en Euskadi es de esta calaña.

Y es esto, no el “tsunami” lo que les ha reducido a un solo diputado en el Congreso.

 

Anuncios

Comentarios desactivados en La táctica del avestruz

Archivado bajo DENUNCIA, Politiquerías

Los comentarios están cerrados.