Arte e Ideología. I. Introducción.

sanjuan-avalos

A Juan de Ávalos en tiempos de la dictadura de Franco se le consideró un excepcional escultor.

Hoy a Juan de Ávalos se le considera un escultor al servicio del fascismo, y por tanto deleznable.

Hace unos días, en un blog que a veces leo, se estableció una genial discusión acerca de lo que era o no arte a cuenta de la escultura de Ávalos.

Y una, que es bastante particular, se quedó sin estar de acuerdo con la “norma”.

Veamos; ¿porqué decimos que las pinturas rupestres de Altamira son arte?…

 

 

 

 

 

 

 

 

altamiraQuizá el individuo que las pintó fue visto en su comunidad como un maldito, y le costó la muerte pintar aquello. Quizá con ese acto se enfrentó a todos y lo lapidaron; no lo sabemos.

Para nosotros es Arte.

No sabemos nada de su vida personal; todo lo que sabemos lo hemos deducido de restos arqueológicos. Pero para nosotros es Arte.

Bien.

 

 

Aceptémoslo.

 

 

chartres

Porqué la Catedral de Chartres es Arte?…

Es un producto de la iglesia vencedora, un producto de la opresión, del afán de la Iglesia de dejar establecido su Poder y su Gloria, de someter al Pueblo- ah, oh, el Pueblo- a sus dictados.

Pero nos dicen que es Arte.

Es Arte el Realismo Soviético. Todos lo aceptamos. Bien, pero resulta que es un arte para glorificar al Marxismo- oh, ah-, para explicar a través de las pinturas el Imparable Valor, Gloria y Excelsitud de la Clase Obrera.  Pero nos dicen que es Arte.

Bien.

Entonces, carajo, con perdón por la expresión, una deduce que solo en España se considera Arte o no Arte dependiendo de la idea política que mantiene el que juzga sobre la idea política del artista juzgado.

 

 

 

  

victor-y-alexander-vesnin

 Si Juan de Ávalos se hubiera exiliado y hecho una escultura de Lorca representando su muerte, ¿diríamos hoy que es una leyenda viva e inmortal del dolor de España, y un artista excelso?…

Es decir, no juzgamos sus obras: lo juzgamos a él. Pervirtiendo así todo juicio estético.

Rafael Alberti, que era un Artista, y que -lo digo para que no se interprete mal aposta- a mí me parece un grandísimo escritor, tiene poemas sobre la guerra incivil que literariamente hablando son malísimos. Y lo son porque no tienen estructura, no tienen musicalidad, carecen de lirismo y se limitan a ser una sarta de insultos; pero eso lo olvidamos en nombre de la Ideología, no del Arte. Y decimos que es un excelente poeta- que lo es- sin matizar que eso es a pesar de algunos desastres literarios que perpetró.

 

Para una gran mayoría de Intelectuales (con mayúsculas por favor…) Borges es un gran escritor.

Pero era un fascista.

¿En qué quedamos?…

 

 

A lo que voy, en resumidas cuentas es a que juzgar el arte según la ideología, es juzgar la ideología del arte, pero no el Arte. En otro articulo- hoy ya es muy tarde- intentaré dar alguna idea sobre qué se debería juzgar cuando decimos que algo es una obra de arte.

About these ads

1 comentario

Archivado bajo Arte

Una respuesta a “Arte e Ideología. I. Introducción.

  1. divergencias

    Es cierto que la ideología del artista, su ética y moral, no deberían tenerse en consideración en el ámbito de su estética, independientemente de si ésta echa o no raíces en aquella. Sin embargo, es inevitable hacer una valoración al respecto, si bien ésta no tendría por qué repercutir en la calidad de su obra.

    En este tipo de discusiones es siempre bueno ocurrir al socorrido aforismo que, dejando a un lado la espinosa definición de arte, nos dice que el arte es bueno o malo, sin más. Quizá sea en eso en lo que debamos focalizar nuestros esfuerzos, en conocer las variaciones de los cánones de belleza a partir de los cuales se forja el arte, sin importar otra cosa más que la estética.

    Pero el caso de Ávalos es especial en España. No porque en nuestro país se hagan juicios a raíz de la ideología (de lo contrario, Dalí también se hubiera visto alcanzado por su vergonzosa postura frente a la última guerra civil), sino porque se ha convertido en el cabeza de turco del gran símbolo del franquismo, un monumento que recuerda a la España herida, humillada y hasta ahora no reparada. Así de simple.

    Siempre es un gusto leerte.